1 mes de embarazo, cambios que se producen en la mujer y síntomas

Por lo general casi de forma instintiva la mujer sabe que es probable que esté embarazada pero obviamente es necesario realizarse ciertas pruebas para confirmar esto como es el popular test casero de embarazo pero también hay que tener en cuenta los síntomas ya que incluso desde la primera semana de embarazo ya es posible notar estos síntomas.

Las comentaremos más adelante, es importante también tener en cuenta los exámenes y análisis médicos de rigor ya que desde el primer mes como es el caso del que hablamos hoy, el embarazo debe estar controlado por un médico y los cuidados ya deben empezar desde esta etapa, profundizamos en estos puntos a continuación.

Cambios que se producen en el 1 mes de embarazo en la mujer

Cambios en la mujer en este primer mes de embarazo

Durante el primer mes la regla ya no aparece, es algo a tener muy en cuenta y es uno de los principales indicadores de embarazo si la mujer ha estado activa sexualmente, otros síntomas claros son el aumento en el tamaño de los senos aunque no son tan notables en apariencia, sí ocurre, otros cambios que ocurren generalmente son las alteraciones en los sentidos del olfato y el gusto lo que a su vez produce una extrema sensibilidad y también rechazo a ciertos olores y sabores que normalmente no se sentían de esa manera por la mujer.

Otros síntomas claros son el aumento en la sensación de cansancio, hay náuseas, es importante mencionar que las mujeres con ciclos menstruales irregulares lo mejor que pueden hacer para sacarse las dudas del estado de embarazo es un examen médico. Recuerda también que la producción de hormonas ya empezó por lo que también son normales los cambios de estado de ánimo.

1 mes de embarazo

Desarrollo del embrión en el primer mes

Luego de la fecundación el embrión pasa al útero y es en esta etapa que empieza el conocido de proceso de implantación, hay varios cambios que se producen en diferentes semanas en esta etapa pero en general el embrión tiene la cabeza más grande que el resto del cuerpo que en realidad tiene forma de tubo, poco a poco empiezan a crecer las extremidades, órganos como el corazón, el tubo neuronal es lo que tiempo después será el cerebro. Al final de este primer mes el embrión mide aproximadamente 9 milímetros y pesa 0.5 gramos.

Exámenes médicos en el primer mes de embarazo

Es otro punto importante a tener en cuenta, en este primer mes se realizan los análisis de sangre y de orina, el de sangre es para conocer el factor RH y descartar anemia, infecciones o algún déficit nutricional, de igual manera los análisis de orina sirven para determinar los niveles de azúcar y también descartar infecciones vaginales o en las vías urinarias.

Se realiza la prueba del VIH, también es normal el ultrasonido que sirve para verificar que el embrión esté desarrollándose de manera normal y también que esté moviéndose poco a poco en las ubicaciones donde debe estar hasta su implantación en el útero.

síntomas y cuidados 1 mes de embarazo

Cuidados y recomendaciones para el primer mes de embarazo

Se debe empezar a cuidar la dieta, dejar los hábitos dañinos como el consumo de alcohol y tabaco y cualquier hábito que sea negativo para la madre y ahora para el futuro bebé, un suplemento nutricional muy conocido a partir de este primer mes es el ácido fólico aunque el ginecólogo determinará y recomendará qué es lo que debe incluir en la dieta la mujer.

Evitar la automedicación, si la mujer estaba tomando medicamentos con prescripción lo mejor es comunicarle esto al médico que sigue el embarazo para tomar una decisión sobre si es recomendable seguir o interrumpir la ingesta del medicamento en cuestión, se debe realizar actividad física pero cuidar no realizar actividad muy extenuante.

40 semanas de embarazo, cambios en la madre y el bebé, cuidados para el parto

Ya es válido decir que en las 40 semanas de embarazo la mujer se encuentra en la recta final del proceso y en cualquier momento se puede dar el parto al margen de que ya exista la fecha prevista, hay que tener todo listo cosa que hemos dicho en semanas previas que ya era aconsejable empezar a alistar lo necesario para la madre y para el bebé incluyendo documentos y ropa.

El parto sin embargo podría tardar un poco más de lo previsto, esto quiere decir que incluso puede ocurrir en las 41 semanas o incluso dos semanas más tarde pero no es motivo de alarma, para esto el médico debe estar siempre haciendo los controles para evaluar si en algún momento es ya bueno considerar con llevar al parto mediante procedimientos médicos siempre que el ginecólogo lo considere necesario.

Desarrollo en la madre y el bebé en las 40 semanas de embarazo

Si bien es cierto en estas 40 semanas de embarazo ya todo el desarrollo del bebé ha culminado y la mujer también ha sufrido los cambios propios del embarazo hay algunos puntos que se deben tener en cuenta y los pasamos a mencionar.

40 semanas de embarazo, cambios en la madre y el bebé

Cambios en la madre en las 40 semanas de embarazo

El útero ya se ha posicionado en el vientre en la ubicación ideal para el parto y por supuesto como en semanas anteriores la vejiga todavía sufre la presión del útero por lo que la mujer todavía tiene esas molestas ganas de orinar a cada momento, es normal también que el cuello uterino o cérvix esté dilatado ya que de esta forma está listo para el parto.

Es normal que aparezcan contracciones con cierta frecuencia, es muy importante tener cuidado y estar alertas a la rotura del saco amniótico lo cual requiere de acudir al médico de inmediato pues es señal de inicio de la labor de parto, si hay sangrado que es mayor en cantidad a una menstruación normal es otra señal a tener en cuenta. La labor de parto no tiene una duración específica o precisa, depende de cada mujer aunque en madres primerizas suele ser más prolongada por la dureza de los tejidos y podría tardar entre 12 horas a 14, pero en mujeres que ya van por el segundo o tercer hijo la labor dura 6 horas aproximadamente.

Cambios en el bebé

La edad del feto es de 38 semanas en esta etapa, el bebé está listo para ver la luz del nuevo mundo que le espera, tiene un tamaño de entre 48 y 53 centímetros y pesa cerca de 3 y 4.5 kilogramos, el feto en semanas prevista estaba recubierto por una capa de grasa llamada vermix caseosa pero en esta semana de embarazo ya ha desaparecido o al menos en su mayor parte, es importante saber que los huesos del cráneo del bebé no están soldados todavía pues así puede pasar con mayor facilidad por el canal de parto.

Controles médicos en las 40 semanas de embarazo

Antes o en esta semana es normal que el médico mande la monitorización fetal, otras pruebas que pueden llevarse a cabo son por ejemplo el perfil biofísico el cual consiste en un ultrasonido para chequear los movimientos del bebé, su respiración y latidos, el líquido amniótico que lo recubre, también se puede realizar un examen del ritmo cardíaco del feto.

También pueden haber pruebas para revisar una correcta dilatación del útero, en base a esto se puede tener una aproximación más certera del momento del parto.

cuidados en las 40 semanas de embarazo

Cuidados y consejos para las 40 semanas de embarazo

El momento tan esperado ya puede ocurrir en cualquier momento y por esto mismo es bueno poner en práctica los ejercicios de respiración y relajación para disminuir los nervios por la llegada del parto, un dato interesante es que los antojos todavía continúa y no está mal darse algunos caprichos de comidas pero siempre de forma moderada.

Como hemos venido diciendo desde semanas previas también hay que cuidar la hidratación con jugos, batidos, agua pura, por otro lado un dato interesante es que si bien es cierto desde la primera semana de embarazo ya se está calculando la fecha del parto las estadísticas indican que solo el 4% de mujeres dan a luz en esa fecha, pero solo es un dato curioso, siempre hay que seguir las indicaciones del médico y tener todo ya listo para esta semana.

39 semanas de embarazo, cambios en la mujer y el bebé, consejos

En las 39 semanas de embarazo ya la fecha esperada de parto se acerca cada vez más, ya casi todo está listo para el momento del parto y esto la  futura madre ya lo nota por la pesadez al momento de caminar, hacer cosas básicas como la higiene y otras actividades ya son muy difíciles pero es solo temporal pues el momento decisivo ya está muy cerca, hay que tener sumo cuidado con los esfuerzos excesivos ya que esto podría causar un parto antes de lo esperado.

El bebé en esta etapa es ya bastante fuerte como soportar un parto prematuro, el desarrollo ya ha casi culminado, sobre estos cambios y otros aspectos tanto en la mujer como en el bebé vamos a hablar a continuación.

Evolución en la mujer y el bebé en las 39 semanas de embarazo

39 semanas de embarazo, cambios en la madre y el bebé

Cambios en la mujer en las 39 semanas de embarazo

El útero ha alcanzado su mayor tamaño, esto implica que la mujer se sienta excesivamente cansada por lo que puede estar descansando en diferentes momentos del día lo cual es lo recomendable, en promedio la mujer embarazada ha subido entre 11 y 15 kilos de peso en esta etapa, otros síntomas y molestias que son comunes son los calambres en las piernas, por el peso que debe cargar la mujer puede haber dolores de espalda, también náuseas, vómitos y diarrea.

Es importante tener en cuenta que los controles médicos son frecuentes en estas últimas semanas de embarazo.

Cambios en el bebé

El feto tiene una edad de 37 semanas, puede llegar a pesar cerca de 3.2 kilogramos y mide en promedio 51 centímetros, si el bebé es niño puede ser un poco más grueso y pesado que una bebé niña, en esta etapa sus órganos ya están desarrollados, los rollos o arrugas que habían en semanas anteriores van disipándose, es muy activo en esta semana, por esta razón si la madre nota que no se mueve el bebé por tiempos muy prolongados debe acudir de inmediato al médico.

Existe el riesgo de romper fuente o romper aguas, si esto ocurre se debe acudir al médico de inmediato.

Controles médicos para las 39 semanas de embarazo

En esta semana en base a los exámenes como ecografías y otros análisis se puede empezar a preparar un parto por cesárea, esos exámenes son básicamente de seguimiento y control del feto, latidos del corazón, exámenes y ecografías abdominales para verificar la posición correcta del bebé, su tamaño y peso.

cuidados en las 39 semanas de embarazo

Consejos para esta etapa del embarazo

Se recomienda descansar durante el día para evitar el cansancio normal en esta etapa, tener todo listo ya sea en ropa, documentos y todo lo que el médico haya sugerido en semanas anteriores debe estar ya a la mano, es importante empezar a poner en práctica los ejercicios de relajación y respiración que se dan en clases prenatales para reducir lo más posible los nervios y la tensión propios de saber que el parto está por llegar.

Es indispensable mantener una buena alimentación pero sobre todo la hidratación ya sea bebiendo agua pura, jugos, batidos y consumir frutas, aunque la mujer presente hinchazón en extremidades inferiores no se debe interrumpir la ingesta de líquidos, los familiares, la pareja y amigos deben estar alertas y cerca de la madre ya que llegado el momento serán de crucial ayuda.

25 semanas de embarazo, evolución y cambios en la madre y el bebé, consejos

Las 25 semanas de embarazo traen novedades interesantes para la mujer, es a tener en cuenta que ya solo faltan 15 semanas para el día tan esperado del parto, además el segundo trimestre va llegando a su fin y el inicio del tercer trimestre se avecina por lo que como dijimos ya nuevos cambios empiezan a aparecer, cambios en el cuerpo y sobre todo la adaptación de la madre a esos cambios físicos que se han producido en semanas anteriores para albergar al bebé traen síntomas importantes.

Pero también como en otros artículos hemos comentado hay algunos exámenes y cuidados que son importantes considerar, a continuación pasamos a entrar en más detalle sobre los cambios.

Evolución y cambios en la madre y el bebé en las 25 semanas de embarazo

Empezamos primero con los cambios que se producen en la mujer en esta etapa y luego pasamos con los cambios en el bebé.

25 semanas de embarazo, cambios en la mujer y el bebé

Cambios en la mujer en las 25 semanas de embarazo

Hay que mencionar que los cambios se aceleran con respecto a semanas anteriores, la barriga de embarazada si bien no ha alcanzado su tamaño completo ya es grande así que es mejor usar ropa holgada, la madre empieza a notar los movimientos del bebé con mayor frecuencia que antes y más que nada por las noches, esto mismo se acompaña de episodios de insomnio, en ocasiones puede deberse a las ganas de orinar frecuentes y también la incomodidad por el tamaño de la barriga.

La sensación de ardor y acidez estomacal también aparecen en esta semana, al igual que en la semana 26 de embarazo es por la hormona progesterona que hace lento el metabolismo, también puede haber más flatulencia y gases, algunas veces demasiado intensos que pueden causar dolor. La piel se comienza a estirar por lo que puede haber también escozor.

Cambios en el bebé

En esta etapa el feto tiene una edad de 23 semanas, alcanza en promedio un tamaño de 34.6 centímetros y el peso oscila entre los 600 y 700 gramos, el feto ya tiene pestañas pero sus ojos todavía no terminan de desarrollarse, ya es capaz de percibir sonidos tanto del exterior como del interior como los producidos por el organismo de la madre y los suyos como son los causados por sus movimientos en el líquido amniótico, el bebé todavía no ha adoptado su posición de cabeza hacia abajo pero comienza a adoptar diversas posiciones como preparación, es capaz de bostezar, en las ecografías incluso puede notarse su sonrisa, puede ya percibirse mediante exámenes sus latidos del corazón.

Controles médicos en las 25 semanas de embarazo

En estas 25 semanas de embarazo se realiza la llamada analítica del segundo trimestre aunque puede darse una semana antes o después, también es normal realizar un hemograma con el fin de descartar un déficit de hierro o anemia en la madre, también y aunque se puede hacer en semanas posteriores se realiza el test de O’Sullivan para descartar la diabetes gestacional.

Como hemos dicho en artículos de otras semanas de embarazo es normal aunque no totalmente necesaria, la ecografía 3D y 4D para llevar como recuerdo por parte de los padres imágenes de su bebé en esta etapa.

cuidados en las 25 semanas de embarazo

Cuidados y consejos para esta etapa

Se recomienda mantener la actividad física, además del yoga y la natación que hemos dicho en otras ocasiones también es bueno el pilates prenatal, siempre hay que mantener una buena hidratación, evitar cargar cosas pesadas es muy importante, los antojos de comida son normales pero no hay que abusar de ellos ya que aumentan el dolor si hay acidez estomacal.

Otras recomendaciones a tener en cuenta es el no estar mucho tiempo recostada pues se ejerce presión en los nervios y venas de la espalda, es un momento muy bueno para mantener un contacto con el bebé hablándole y haciéndole escuchar música relajante.

31 semanas de embarazo, cambios y evolución en mujer y bebé, cuidados

En las 31 semanas de embarazo el bebé ha alcanzado un tamaño ya adecuado y se va preparando para el parto al igual que el cuerpo de la madre, todo va acomodándose para la fecha del parto, la mujer comienza a sentir con más frecuencia contracciones pero que son consideradas como de preparación, no siempre son motivo de alarma aunque en algunos casos hay que prestar atención a ciertos detalles que podrían indicar que es bueno acudir al médico, pero por lo general solo se tratan de las llamadas contracciones de Braxton Hicks.

Aunque para cualquier caso el médico debió ya haber informado sobre este tipo de contracciones a la madre y de no ser así es importante consultar al médico, los cambios ya han alcanzado niveles importantes tanto a nivel físico, apariencia y a nivel interno, la madre puede lucir su embarazo con toda libertad, pero vamos a comentar brevemente los cambios que se producen en esta semana de embarazo.

Evolución y cambios en las 31 semanas de embarazo

Hay ciertas molestias producidas sobre todo por el tamaño de la barriga y el peso que debe soportar la madre, además de estos dolores hay otros síntomas que suelen ser frecuentes.

31 semanas de embarazo, cuidados y evolución

Cambios en la madre en las 31 semanas de embarazo

Algo importante es que debido al tamaño alcanzado por el bebé la madre siente con mayor intensidad sus movimientos y cualquier cosa que haga, aunque esto puede causar cierta dificultad para dormir por las noches, otro aspecto importante y que también se han visto en semanas anteriores pero en esta etapa con cierta intensidad mayor es la dificultad para respirar puesto que el útero ejerce presión y eleva los pulmones, esta sensación molesta puede sentirse con más frecuencia al momento de comer.

Un detalle a tener en cuenta es que pueden sentirse contracciones pero como dijimos al principio no son señal de la llegada del parto por lo general, si la frecuencia de estas contracciones rebasan las cinco por hora y hay mucho dolor se recomienda visitar al médico. Pueden persistir las molestias estomacales como acidez estomacal.

Cambios en el bebé

En estas 31 semanas de embarazo el feto tiene una edad de 29 semanas, ha alcanzado un tamaño de 40 centímetros y su peso es de 1.5 kilogramos en promedio, presenta una coloración rosada en la piel y también rolliza debido a la acumulación de grasa bajo la piel, finalmente sus ojos y oídos van preparándose para percibir los estímulos externos o lo que viene a ser para ver y oír al estar fuera del vientre, en esta semana es normal que el bebé se mueva mucho dentro del útero lo cual es una buena señal ya que indica que está saludable.

En esta etapa ya ha adoptado su posición de cabeza hacia abajo como preparación para estar listo para el parto aunque si no lo ha hecho no hay motivo de alarma pues algunos bebés lo hacen en semanas posteriores pues recuerda que la gestación todavía no ha terminado, los riñones ya producen orina y la expulsan hacia el líquido amniótico, por otro lado su estructura ósea está en buen desarrollo.

Pruebas médicas en las 31 semanas de embarazo

Ya que estamos en el tercer trimestre de embarazo es normal las ecografías para hacer un control y seguimiento del desarrollo del bebé, por el mismo motivo es normal también los análisis de sangre y orina. Hay que mencionar que en las ecografías se realizan diferentes análisis como la cantidad de líquido amniótico, se descartan anomalías en el bebé, también se evalúa la posición correcta que debe tener en esta etapa, también sirve para hacer mediciones del tamaño y peso.

cuidados en las 31 semanas de embarazo

Cuidados y recomendaciones para la semana 31 de embarazo

Algo que ya hemos comentado antes es la práctica de actividad física especial para embarazadas, el yoga y la natación son de las más recomendables ya que lo que se busca es mantener un estado emocional estable y relajado además de ayudar a eliminar cualquier estrés o tensión que puede tener un impacto negativo en el proceso de embarazo, pero además ayudan a reducir los dolores mencionados anteriormente.

Las clases prenatales son muy recomendadas para prepararse para el momento del parto, un detalle importante es evitar las botas, tacones y por el contrario se debe usar ropa cómoda y holgada ideal para embarazadas, se debe mantener una buena alimentación pero cuidando las porciones para evitar las sensaciones de falta de aire que mencionamos antes, es importante mantener una buena higiene pues la mujer es propensa a infecciones vaginales en esta etapa.

26 semanas de embarazo, pruebas médicas y cambios en la madre y el bebé

En las 26 semanas de embarazo hay ciertos cuidados y controles que se deben realizar para velar por la salud de la madre y el bebé, como en otros artículos de otras semanas de embarazo hemos comentado mucho sobre algunas molestias que pueden presentarse entre las que se encuentra la diabetes gestacional la cual debe descartarse precisamente en esta etapa, pero profundizaremos sobre este tema más adelante, hay que señalar también que los cambios en el estado de ánimo persisten debido a que las hormonas todavía se mantienen en altos niveles.

Por supuesto hay otros cambios en el proceso de gestación en esta semana, tanto en el bebé que ya comienza a adoptar una posición propia del momento de dar a luz la mujer también presenta síntomas a tener en cuenta.

Evolución del embarazo en las 26 semanas de embarazo

Antes de empezar hay que recalcar que cada mujer presenta cambios y síntomas diferentes, si bien es cierto algunos son normales en la gran mayoría hay que tener en cuenta esto que es el hecho de que cada mujer responde de forma diferente y esto también repercute en el bebé que también crece a un ritmo que depende de la madre.

26 semanas de embarazo, cuidados y cambios en la mujer y el bebé

Cambios en la mujer en las 26 semanas de embarazo

En estas 26 semanas de embarazo la mujer puede tener hinchazón en los pies y piernas, la aparición de estrías en piernas, abdomen y otras partes del cuerpo es frecuente aunque se puede prevenir, en la areola de los senos aparece un tono oscuro y a su vez junto a esto es frecuente que aparezcan las glándulas de Morgagni aunque no es motivo de alarma ya que estos bultos tienen la función de hidratar los senos durante la lactancia.

Un síntoma que aparece también en otras semanas es las ganas de orinar frecuentes por la presión de la vejiga ejercida por el útero durante su crecimiento, si hay dolor al orinar lo recomendable es decírselo al médico para descartar cualquier infección; en esta etapa también pueden empezar a aparecer los dolores de espalda y en algunos casos dolor de cabeza.

Cambios en el bebé

El bebé en esta etapa es feto y su edad es de 24 semanas, ha alcanzado un tamaño de 23 centímetros en promedio y el peso es de 900 gramos, en esta semana el feto ya puede tener momentos de vigilia y sueño, otro detalle importante es que ya es capaz de reaccionar a los estímulos externos pues ya tiene reflejos, puede ser mediante las famosas pataditas o incluso haciendo movimientos con sus brazos.

Como hemos mencionado en otras semanas el feto tiene su sistema nervioso con constante desarrollo y como lo mencionamos en otro artículo ya en esta semana puede también regular por sí mismo su temperatura corporal, además comienza a acumular grasa justamente como parte de ese ajuste de su temperatura corporal.

Controles médicos en la semana 26 de embarazo

En estas 26 semanas de embarazo se realiza la prueba de sobrecarga de glucosa aunque hay que tener en cuenta que solo se hace en mujeres que no tengan un resultado normal en el test de O’Sullivan, es justamente esta prueba la que permite descartar la diabetes gestacional, por otro lado es normal un análisis de sangre como parte del control médico.

También se controla la presión arterial, es posible realizar un análisis de orina para descartar la preeclampsia que es una complicación o riesgo de padecerla y que implica un mal funcionamiento en los riñones y otros órganos internos, es normal si se realiza la ecografía 3D y 4D no necesariamente para descartar algún problema en el bebé, es más que nada para que los futuros padres tengan un recuerdo del bebé en el vientre materno.

cuidados en las 26 semanas de embarazo

Cuidados a tener en cuenta en las 26 semanas de embarazo

Es recomendable mantener una actividad física moderada tanto para estimular la irrigación sanguínea en las piernas y otras partes del cuerpo y a su vez para relajarse, la natación y el yoga son muy recomendables para mujeres embarazadas pero hay que evitar realizar estas actividades en horas de la noche, hay que cuidar la alimentación pero no solo para estar bien nutrida sino también en el sentido de evitar el sobrepeso.

La pareja puede tener intimidad pero debido al tamaño de la barriga es recomendable buscar posiciones apropiadas que sean cómodas para ambos y siempre consultando previamente con el médico que está llevando el control del embarazo.

29 semanas de embarazo, cuidados y controles médicos a tener en cuenta

El estar ya en las 29 semanas de embarazo implica muchas cosas además del hecho de la emoción de estar ya en la recta final de la espera para tener al nuevo miembro de la familia en brazos, es el inicio del tercer trimestre y otro punto a tener en cuenta es que ya a diferencia de otras semanas de embarazo anteriores, lógicamente el embarazo es evidente y además de otros cambios también son ya claros sobre todo para la madre y su círculo cercano de familiares y amigos, hay que señalar también que todavía el desarrollo no se ha detenido pero sí se ha acelerado tanto en el vientre materno como en el bebé.

Con respecto a estos cambios vamos a comentar los más frecuentes e importantes, también controles médicos normales en esta etapa y algunos cuidados a tener en cuenta.

Evolución en la mujer y el bebé en las 29 semanas de embarazo

29 semanas de embarazo, cuidados y controles

Cambios en la mujer en las 29 semanas de embarazo

Como dijimos ya hace un momento los cambios en la mujer son evidentes sobre todo en su apariencia, en promedio la madre ha subido 5 kilos, a partir de esta semana el incremento de peso es de medio kilo cada semana pero puede variar en cada mujer, algunos síntomas que ya hemos visto en otras etapas pueden reaparecer como es la sensación de acidez estomacal, igualmente puede haber estreñimiento y esto es a causa de la hormona progesterona la cual hace que el metabolismo se vuelva lento.

Debido al peso que debe cargar la madre puede sentir cansancio, agotamiento por lo que se recomienda descanso durante el día pero al mismo tiempo no dejar la actividad física como es caminar para evitar la hinchazón en pies y piernas.

Cambios en el bebé

El bebé en estas 9 semanas de embarazo tiene una edad de 27 semanas, ha alcanzado un tamaño de 38 centímetros en promedio, tiene un peso aproximado de 1.15 kilogramos aunque puede ser menos, el feto tiene los brazos junto al pecho y sus rodillas están flexionadas hacia el pecho, así las mantendrá hasta el momento de nacer, además como dijimos el crecimiento está acelerado, su desarrollo del cerebro y el sistema nervioso es muy veloz, el bebé ya es capaz de controlar y regular su temperatura corporal.

El lanugo que ya hemos mencionado en otras semanas del embarazo desaparece para dar lugar al pelo, otro detalle importante es que sus pulmones ya están bien desarrollados, si el bebé naciera de forma prematura podrá sobrevivir pero sería necesaria la asistencia de respiradores artificiales.

Controles médicos en las 29 semanas de embarazo

En estas 29 semanas de embarazo es normal nuevos análisis de sangre y orina, además de la ecografía del tercer trimestre, estos exámenes son necesarios para hacer el seguimiento apropiado puesto que se acerca la fecha del parto y cualquier anomalía o resquebrajamiento en la salud de la madre debe diagnosticarse a tiempo.

cuidados en las 29 semanas de embarazo

Cuidados y recomendaciones para las 29 semanas de embarazo

Es cierto que siempre hay que mantener una buena hidratación sin embargo beber mucho líquido antes de dormir no es recomendable debido a la presión del útero en la vejiga en esta etapa que es mayor a comparación a semanas anteriores, también es muy recomendable seguir clases preparto que son comunes en muchos países y ayudan a la madre a prepararse tanto mental como físicamente para sobrellevar de la mejor manera el momento del parto.

Es muy importante seguir cuidando la alimentación, sobre todo consumir alimentos ricos en calcio, hierro, alimentos ricos en vitamina C, por otro lado es interesante empezar a pensar en el nombre del bebé y empezar a comprar las cosas que necesitará cuando venga al mundo. Es bueno también cuidar las posturas al dormir, poner las piernas en posición elevada con ayuda de cojines y muy importante es evitar las emociones negativas, disgustos, preocupaciones y hacer ejercicios para embarazadas, actividades moderadas.

9 semanas de embarazo, exámenes médicos y cambios en la madre y el bebé

En las 9 semanas de embarazo la mujer ya debe haber confirmado su estado de gestación e igual de importante haber iniciado el control correspondiente, esto ya debe haber empezado en semanas anteriores aunque es también importante señalar que en esta etapa también es normal que se realicen pruebas médicas, muchas dudas que comienzan a surgir el médico y ginecólogo debe esclarecer a la futura madre y más aún si es primeriza.

Como en todo el proceso de gestación también hay cuidados a tener en cuenta tanto en la alimentación como en las actividades diarias, ese tema también lo tocaremos más adelante pero antes empezamos por mencionar los cambios más notorios tanto en la mujer como en el bebé en esta semana novena de embarazo.

Evolución y cambios en las 9 semanas de embarazo

Como dijimos ya en las 9 semanas de embarazo es normal que se produzcan cambios, algunos muy similares a otros que están en semanas cercanas y otros que son distintos y nuevos para la mujer, los pasamos a comentar a continuación.

Cambios en la mujer en las 9 semanas de embarazo

La barriga de embarazada ya no puede ocultarse, aunque no es tan prominente como en semanas futuras, ya es motivo de sospecha para personas cercanas a la mujer, es normal también que empiecen los famosos antojos de comida lo cual no es malo pero hay que tener cuidado con exagerar con la ingesta de dichos alimentos, la futura madre todavía está dentro del primer trimestre por lo que persisten molestias y síntomas como el cansancio, algunas mujeres pueden sentir mareos y náuseas y esto es debido a que la presión arterial disminuye, en casos severos puede haber desmayos.

Como dijimos físicamente los cambios no son todavía muy notorios pero ya han empezado sobre todo en cuanto al crecimiento del útero lo cual también genera molestias, hay una mayor sensibilidad olfativa y gustativa lo cual puede generar rechazo a ciertos olores y alimentos, los senos sí pueden aumentar de tamaño moderadamente en muchas mujeres durante esta etapa.

9 semanas de embarazo, cuidados, examenes medicos

Cambios en el bebé

Hay que señalar que en estas 9 semanas de embarazo el bebé todavía es embrión, tiene una edad de 7 semanas, su tamaño en promedio es de 18 milímetros comparable al tamaño de una uva, su peso oscila entre los 2 y 3 gramos, puede considerarse que ya empieza su cambio de embrión a feto, físicamente ha empezado a desarrollar su nariz, oídos, párpados pero estarán bien ubicados todavía en próximas semanas de embarazo, sus extremidades también se empiezan a desarrollar como piernas y brazos, un detalle interesante es que ya se le forman las huellas dactilares.

En esta semana todavía no se le puede reconocer el sexo aunque ya haya empezado a desarrollar sus genitales, su estructura ósea no tiene calcio, más bien es un cartílago que empezará a tomar forma con el paso de las semanas, el corazón ya late y puede ser percibido por exámenes como los ultrasonidos, dentro del vientre materno la placenta está lista, su aparato digestivo también ha comenzado a desarrollarse.

Exámenes médicos a realizarse en las 9 semanas de embarazo

Como exámenes de rutina y control son normales los análisis de sangre y orina, el examen de sangre es para determinar el grupo sanguíneo de la madre y con esto hacer el llamado cribado del primer trimestre que en términos generales ayuda a descartar cualquier alteración en los cromosomas del feto, por otro lado es normal si los médicos manda el Screening bioquímico precoz el cual básicamente sirve para detectar a tiempo cualquier tipo de malformación en el feto.

cuidados y controles en la 9 semanas de embarazo

Cuidados y recomendaciones en esta novena semana de embarazo

Como hemos dicho en otras ocasiones siempre se debe cuidar la hidratación, si el trabajo de la madre implica cierto riesgo es necesario que esto lo sepa el médico que lleva el control natal, por otro lado es bueno empezar con clases para madres primerizas, ejercicios de relajación y actividades que ayuden a la madre a aprender a respirar bien, a relajarse y adoptar buenas posturas sobre todo para reducir las molestias propias de esta etapa del embarazo.

Para evitar problemas de circulación son buenas las caminatas, la natación y otras actividades porque también puede haber retención de líquidos y dichas actividades ayudan a prevenirlas o reducirlas al máximo. Algo importante a tener en cuenta es que en esta semana existe riesgo de aborto espontáneo por lo que si la mujer presenta dolores abdominales con sangrado, fiebre o si hay historial de aborto espontáneo lo mejor es acudir de inmediato al médico.

23 semanas de embarazo, evolución y cambios en la mujer y el bebé, cuidados

En las 23 semanas de embarazo los cambios continúan y hay ciertos síntomas propios de esta etapa de la gestación a tener en cuenta, hay varias cosas a tener en cuenta tanto en la mujer como en el bebé y de la misma forma como en otras semanas hay ciertas molestias pero que pueden paliarse en cierta medida con algunas actividades y consejos que comentaremos más adelante, físicamente los cambios en la mujer son más notorios y eso es algo a destacar.

Es importante tener en cuenta también que la relación entre madre y bebé empieza a ser más fuerte, sobre todo porque el bebé ya ha desarrollado y su crecimiento sigue acelerándose y sobre todo en cuanto a sus emociones, esta semana es ya el inicio de la segunda mitad del embarazo y a continuación vamos a comentar aspectos importantes a considerar.

Evolución en las 23 semanas de embarazo

El peso tanto del bebé como de la mujer sigue aumentando por lo que hay molestias en la mujer, es importante tomar medidas de precaución para evitar lesiones sobre todo en la espalda y piernas, pero vamos a entrar en más detalle sobre estos cambios a continuación.

23 semanas de embarazo cambios en la mujer y el bebé

Cambios en la mujer en las 23 semanas de embarazo

Una de las molestias que se presentan con mayor frecuencia en esta etapa del embarazo es el estreñimiento a causa de las hormonas que hacen que el metabolismo se vuelva lento y más aún si le sumamos el hecho de que por el tamaño del útero los órganos e intestinos tienen una presión mayor a la normal, además el flujo sanguíneo puede verse afectado por esto se recomienda siempre los ejercicios para embarazadas, natación y otras actividades que estimulen la circulación.

El vientre materno o la barriga de embarazada ya tiene un tamaño notorio, la piel se estira y en general es normal aunque esto puede causar cierto escozor, es normal también que el peso que deba soportar la mujer sea mayor por lo que puede aparecer dolores en la espalda, en la zona lumbar y por la misma razón también puede sentirse dificultad para respirar, fatiga, esto ocurre en otras semanas del embarazo también y es que el útero al aumentar su tamaño eleva los pulmones y esto provoca esa dificultad para respirar. Pero la buena noticia dentro de todo es que el bebé ya se mueve con una intensidad que puede sentir la madre, el padre y la familia si acercan sus oídos en la barriga, esto puede ser aprovechado para hacerle escuchar música relajante.

Cambios en el bebé

En estas 23 semanas de embarazo el bebé ha logrado alcanzar un tamaño de 28 centímetros en promedio y llega a pesar 550 gramos aunque puede ser menos o más, externamente tiene una apariencia con la piel arrugada pero es temporal ya que en próximas semanas adoptará un aspecto más liso, el lanugo comienza a tomar un color más oscuro pues ya está por aparecer el pelo, el desarrollo de sus órganos continúa, su sistema nervioso, circulatorio y el cerebro están en constante desarrollo, su aparato digestivo comienza a prepararse para funcionar fuera del útero.

La piel del bebé tiene un color rosado pronunciado, la piel todavía se mantiene delgado siendo perceptibles sus venas, el sistema respiratorio todavía falta para estar listo ya que los pulmones están desarrollándose, si llegara a haber un parto prematuro necesitaría de máquinas especiales y respiradores para ayudarle a respirar pero con cuidados especiales. Un detalle interesante es que el bebé siente lo que hace la madre por lo que es importante hablarle y evitar emociones negativas ya que esto también lo puede sentir.

Exámenes médicos frecuentes en las 23 semanas de embarazo

No hay un examen de rigor, es decir que sea totalmente imprescindible en esta semana sin embargo es normal que el médico realice ecografías correspondientes al control normal, es un seguimiento del tamaño, posición, forma, peso y otros aspectos del bebé para saber si se está desarrollando normalmente, además de esto es normal que la madre tenga que visitar al dentista para evitar inflamación en las encías y evitar la presencia de caries ya que todo lo que consuma la mujer debe estar libre de cualquier bacteria y esto implica el tener una buena salud dental.

cuidados en las 23 semanas de embarazo

Cuidados a tener en cuenta en las 23 semanas de embarazo

Primero que nada es muy bueno que la madre se rodee de familiares y personas cercanas, dar paseos y hacer actividades lúdicas ya que esto la mantiene relajada y de buen ánimo evitando así las emociones negativas pues es normal los cambios en el estado de ánimo y las actividades de este tipo sumado a los ejercicios, caminatas y actividades para embarazadas ayuda a lograr esa relajación.

No debe cargar objetos pesados por lo dicho antes, los dolores de espalda y no es para nada bueno sumarle más peso al que ya tiene que cargar, es recomendable usar cinturones de seguridad adaptados para embarazadas y esto ya lo hemos mencionado en otras semanas, un cuidado especial es si la mujer usa lentes de contacto por algún problema en la visión se sugiere usar lentes de pasta pero siempre con la supervisión de un médico oftalmólogo.

Se debe seguir cuidando la dieta con lo dicho en otras ocasiones, alimentos ricos en hierro, vitaminas, fósforo, ácido fólico, es mejor evitar el consumo de productos procesados como snacks, dulces, gaseosas o reducirlas al máximo.

27 semanas de embarazo, cambios en la mujer y el bebé, cuidados

Las 27 semanas de embarazo significa el inicio del tercer trimestre de embarazo y el bebé está llegando a un nivel de crecimiento rápido, hay otros cambios importantes en el físico de la mujer diferentes a los que se presentan en las primeras semanas de gestación, sobre estos aspectos hablaremos a continuación aunque podemos adelantar que la sincronía entre madre y bebé es más fuerte tanto a nivel físico como emocional por lo que el estado de ánimo de la mujer afecta directamente al bebé.

Además como parte del control prenatal hay algunos exámenes médicos que se llevan a cabo durante esta semana y que también vamos a mencionar más adelante.

Evolución durante las 27 semanas de embarazo

En este último trimestre de embarazo el cuerpo de la mujer ya empieza a prepararse para el día del parto y como dijimos ya hay cambios notorios en la futura madre y el bebé, empezamos mencionando los que se comienzan a producir en esta etapa en la mujer.

Cambios en la mujer en las 27 semanas de embarazo

Algo que se presenta durante las primeras semanas y se mantiene en esta etapa son los cambios de estado de ánimo, por los cambios hormonales y también por los nervios y ansiedad de la mujer por tener ya a su bebé, la sensación de pesadez es mayor y a esto también la mujer puede sufrir dolores de espalda, el aumento en el tamaño de los senos es mayor y también hay una coloración oscura en los pezones, existe la posibilidad de la aparición de bultos pequeños llamados “tubérculos de Morgagni“.

Algunas mujeres pueden sentir dolor en la zona del pubis al realizar movimientos pesados, al levantar peso, subir y bajar escaleras aunque hay ejercicios y actividades que pueden ayudar a disminuir estos malestares, también es frecuente la hinchazón en los pies, tobillos y piernas, es probable que haya aparición de estrías en senos y otras partes del cuerpo como abdomen por el estiramiento de la piel.

27 semanas de embarazo cambios en la mujer y bebé

Cambios en el bebé

El feto tiene una edad de 25 semanas, en esta etapa ya se puede percibir los latidos del corazón del bebé incluso acercando el oído en la barriga de la madre, alcanza un tamaño de 34 y 36 centímetros en promedio, su peso es de 1 kilo, un detalle curioso es que el bebé suele tener hipo pero son ligeros espasmos pero sin ruido ya que los pulmones no tienen aire y con respecto a esto los pulmones ya se han formado pero todavía no están funcionando, esto ocurre recién cuando el bebé nace mas no dentro del útero, pero ya hay movimientos que son una forma de práctica del cuerpo del bebé para cuando nazca y esto es por los músculos y diafragma que hacen movimientos para una correcta respiración cuando el bebé nazca.

El sistema nervioso todavía está en desarrollo, el bebé puede abrir los párpados, la piel a diferencia de semanas anteriores ya empieza a ser más gruesa y aparece la sustancia llamada vernix caseosa, el organismo del bebé acumula grasa y es por eso que al nacer tiene aspecto de tener rollos en diferentes partes de su cuerpo.

Exámenes médicos en las 7 semanas de embarazo

En esta séptima semana de embarazo aunque puede ser antes o una después, se realiza el Test de O’Sullivan que básicamente determina el nivel de glucemia, también es probable que se haga otra prueba más profunda conocida como prueba de sobrecarga oral de glucosa SOG, con esto se descarta o confirma el padecimiento de diabetes gestacional.

También se realizan ecografías en 3D aunque es opcional y permite a la pareja ver al feto e incluso tener la imagen impresa como recuerdo, también es normal los análisis de sangre y control de presión arterial.

cuidados en las 27 semanas de embarazo

Cuidados a tener en cuenta en las 7 semanas de embarazo

Es el momento ideal para ya empezar a tener listas las cosas que necesitará el bebé, es necesario siempre acudir a los controles médicos, por otro lado es normal sentir las llamadas contracciones de Braxton Hicks y con respecto a esto si hay contracciones en una frecuencia de más de 5 veces en una hora se recomienda acudir al médico.

Los ejercicios de relajación y estiramiento además de deportes como la natación, las caminatas son muy buenas para mantenerse bien físicamente y para reducir el impacto de síntomas como dolores y las estrías, como dijimos el aumento del tamaño de los senos se incrementa por lo que es bueno comprar sujetadores especiales para embarazadas. La dieta y buena alimentación se debe seguir cuidando como se recomienda desde las primeras etapas.