Saltar al contenido

23 semanas de embarazo, evolución y cambios en la mujer y el bebé, cuidados

En las 23 semanas de embarazo los cambios continúan y hay ciertos síntomas propios de esta etapa de la gestación a tener en cuenta, hay varias cosas a tener en cuenta tanto en la mujer como en el bebé y de la misma forma como en otras semanas hay ciertas molestias pero que pueden paliarse en cierta medida con algunas actividades y consejos que comentaremos más adelante, físicamente los cambios en la mujer son más notorios y eso es algo a destacar.

Es importante tener en cuenta también que la relación entre madre y bebé empieza a ser más fuerte, sobre todo porque el bebé ya ha desarrollado y su crecimiento sigue acelerándose y sobre todo en cuanto a sus emociones, esta semana es ya el inicio de la segunda mitad del embarazo y a continuación vamos a comentar aspectos importantes a considerar.

Evolución en las 23 semanas de embarazo

El peso tanto del bebé como de la mujer sigue aumentando por lo que hay molestias en la mujer, es importante tomar medidas de precaución para evitar lesiones sobre todo en la espalda y piernas, pero vamos a entrar en más detalle sobre estos cambios a continuación.

23 semanas de embarazo cambios en la mujer y el bebé

Cambios en la mujer en las 23 semanas de embarazo

Una de las molestias que se presentan con mayor frecuencia en esta etapa del embarazo es el estreñimiento a causa de las hormonas que hacen que el metabolismo se vuelva lento y más aún si le sumamos el hecho de que por el tamaño del útero los órganos e intestinos tienen una presión mayor a la normal, además el flujo sanguíneo puede verse afectado por esto se recomienda siempre los ejercicios para embarazadas, natación y otras actividades que estimulen la circulación.

El vientre materno o la barriga de embarazada ya tiene un tamaño notorio, la piel se estira y en general es normal aunque esto puede causar cierto escozor, es normal también que el peso que deba soportar la mujer sea mayor por lo que puede aparecer dolores en la espalda, en la zona lumbar y por la misma razón también puede sentirse dificultad para respirar, fatiga, esto ocurre en otras semanas del embarazo también y es que el útero al aumentar su tamaño eleva los pulmones y esto provoca esa dificultad para respirar. Pero la buena noticia dentro de todo es que el bebé ya se mueve con una intensidad que puede sentir la madre, el padre y la familia si acercan sus oídos en la barriga, esto puede ser aprovechado para hacerle escuchar música relajante.

Cambios en el bebé

En estas 23 semanas de embarazo el bebé ha logrado alcanzar un tamaño de 28 centímetros en promedio y llega a pesar 550 gramos aunque puede ser menos o más, externamente tiene una apariencia con la piel arrugada pero es temporal ya que en próximas semanas adoptará un aspecto más liso, el lanugo comienza a tomar un color más oscuro pues ya está por aparecer el pelo, el desarrollo de sus órganos continúa, su sistema nervioso, circulatorio y el cerebro están en constante desarrollo, su aparato digestivo comienza a prepararse para funcionar fuera del útero.

La piel del bebé tiene un color rosado pronunciado, la piel todavía se mantiene delgado siendo perceptibles sus venas, el sistema respiratorio todavía falta para estar listo ya que los pulmones están desarrollándose, si llegara a haber un parto prematuro necesitaría de máquinas especiales y respiradores para ayudarle a respirar pero con cuidados especiales. Un detalle interesante es que el bebé siente lo que hace la madre por lo que es importante hablarle y evitar emociones negativas ya que esto también lo puede sentir.

Exámenes médicos frecuentes en las 23 semanas de embarazo

No hay un examen de rigor, es decir que sea totalmente imprescindible en esta semana sin embargo es normal que el médico realice ecografías correspondientes al control normal, es un seguimiento del tamaño, posición, forma, peso y otros aspectos del bebé para saber si se está desarrollando normalmente, además de esto es normal que la madre tenga que visitar al dentista para evitar inflamación en las encías y evitar la presencia de caries ya que todo lo que consuma la mujer debe estar libre de cualquier bacteria y esto implica el tener una buena salud dental.

cuidados en las 23 semanas de embarazo

Cuidados a tener en cuenta en las 23 semanas de embarazo

Primero que nada es muy bueno que la madre se rodee de familiares y personas cercanas, dar paseos y hacer actividades lúdicas ya que esto la mantiene relajada y de buen ánimo evitando así las emociones negativas pues es normal los cambios en el estado de ánimo y las actividades de este tipo sumado a los ejercicios, caminatas y actividades para embarazadas ayuda a lograr esa relajación.

No debe cargar objetos pesados por lo dicho antes, los dolores de espalda y no es para nada bueno sumarle más peso al que ya tiene que cargar, es recomendable usar cinturones de seguridad adaptados para embarazadas y esto ya lo hemos mencionado en otras semanas, un cuidado especial es si la mujer usa lentes de contacto por algún problema en la visión se sugiere usar lentes de pasta pero siempre con la supervisión de un médico oftalmólogo.

Se debe seguir cuidando la dieta con lo dicho en otras ocasiones, alimentos ricos en hierro, vitaminas, fósforo, ácido fólico, es mejor evitar el consumo de productos procesados como snacks, dulces, gaseosas o reducirlas al máximo.

Valora esta información
Comparte!