27 semanas de embarazo, cambios en la mujer y el bebé, cuidados

Las 27 semanas de embarazo significa el inicio del tercer trimestre de embarazo y el bebé está llegando a un nivel de crecimiento rápido, hay otros cambios importantes en el físico de la mujer diferentes a los que se presentan en las primeras semanas de gestación, sobre estos aspectos hablaremos a continuación aunque podemos adelantar que la sincronía entre madre y bebé es más fuerte tanto a nivel físico como emocional por lo que el estado de ánimo de la mujer afecta directamente al bebé.

Además como parte del control prenatal hay algunos exámenes médicos que se llevan a cabo durante esta semana y que también vamos a mencionar más adelante.

Evolución durante las 27 semanas de embarazo

En este último trimestre de embarazo el cuerpo de la mujer ya empieza a prepararse para el día del parto y como dijimos ya hay cambios notorios en la futura madre y el bebé, empezamos mencionando los que se comienzan a producir en esta etapa en la mujer.

Cambios en la mujer en las 27 semanas de embarazo

Algo que se presenta durante las primeras semanas y se mantiene en esta etapa son los cambios de estado de ánimo, por los cambios hormonales y también por los nervios y ansiedad de la mujer por tener ya a su bebé, la sensación de pesadez es mayor y a esto también la mujer puede sufrir dolores de espalda, el aumento en el tamaño de los senos es mayor y también hay una coloración oscura en los pezones, existe la posibilidad de la aparición de bultos pequeños llamados “tubérculos de Morgagni“.

Algunas mujeres pueden sentir dolor en la zona del pubis al realizar movimientos pesados, al levantar peso, subir y bajar escaleras aunque hay ejercicios y actividades que pueden ayudar a disminuir estos malestares, también es frecuente la hinchazón en los pies, tobillos y piernas, es probable que haya aparición de estrías en senos y otras partes del cuerpo como abdomen por el estiramiento de la piel.

27 semanas de embarazo cambios en la mujer y bebé

Cambios en el bebé

El feto tiene una edad de 25 semanas, en esta etapa ya se puede percibir los latidos del corazón del bebé incluso acercando el oído en la barriga de la madre, alcanza un tamaño de 34 y 36 centímetros en promedio, su peso es de 1 kilo, un detalle curioso es que el bebé suele tener hipo pero son ligeros espasmos pero sin ruido ya que los pulmones no tienen aire y con respecto a esto los pulmones ya se han formado pero todavía no están funcionando, esto ocurre recién cuando el bebé nace mas no dentro del útero, pero ya hay movimientos que son una forma de práctica del cuerpo del bebé para cuando nazca y esto es por los músculos y diafragma que hacen movimientos para una correcta respiración cuando el bebé nazca.

El sistema nervioso todavía está en desarrollo, el bebé puede abrir los párpados, la piel a diferencia de semanas anteriores ya empieza a ser más gruesa y aparece la sustancia llamada vernix caseosa, el organismo del bebé acumula grasa y es por eso que al nacer tiene aspecto de tener rollos en diferentes partes de su cuerpo.

Exámenes médicos en las 7 semanas de embarazo

En esta séptima semana de embarazo aunque puede ser antes o una después, se realiza el Test de O’Sullivan que básicamente determina el nivel de glucemia, también es probable que se haga otra prueba más profunda conocida como prueba de sobrecarga oral de glucosa SOG, con esto se descarta o confirma el padecimiento de diabetes gestacional.

También se realizan ecografías en 3D aunque es opcional y permite a la pareja ver al feto e incluso tener la imagen impresa como recuerdo, también es normal los análisis de sangre y control de presión arterial.

cuidados en las 27 semanas de embarazo

Cuidados a tener en cuenta en las 7 semanas de embarazo

Es el momento ideal para ya empezar a tener listas las cosas que necesitará el bebé, es necesario siempre acudir a los controles médicos, por otro lado es normal sentir las llamadas contracciones de Braxton Hicks y con respecto a esto si hay contracciones en una frecuencia de más de 5 veces en una hora se recomienda acudir al médico.

Los ejercicios de relajación y estiramiento además de deportes como la natación, las caminatas son muy buenas para mantenerse bien físicamente y para reducir el impacto de síntomas como dolores y las estrías, como dijimos el aumento del tamaño de los senos se incrementa por lo que es bueno comprar sujetadores especiales para embarazadas. La dieta y buena alimentación se debe seguir cuidando como se recomienda desde las primeras etapas.

Comparte!

Deja un comentario