37 semanas de embarazo: Aspectos a tener en cuenta

En las 37 semanas de embarazo todo el proceso de gestación ya está en sus momentos finales, el parto cada vez más cerca, de hecho si el bebé naciera en esta semana no sería considerado como prematuro y esto se debe sobre todo a que ya está desarrollado a un nivel en el que ya puede sobrevivir fuera del vientre de la madre, teniendo en cuenta que lo puede hacer sin la ayuda de aparatos especiales lo cual sí ocurre si el parto se da en semanas anteriores aunque es necesario culminar las semanas restantes para que el desarrollo sea total. Ten en cuenta que la edad del feto es de 35 semanas y con respecto a los cambios que se producen en esta etapa los pasamos a mencionar.

Cambios en el bebé en las 37 semanas de embarazo

  • En esta semana el bebé tiene un peso de 2 kilos y 900 gramos en promedio, mide entre 46 y 48 centímetros desde la coronilla hasta el talón de sus pies.
  • La posición del bebé es de cabeza apuntando hacia el llamado canal del parto, es decir su cabeza está entre los huesos de la pelvis aunque esto se debe confirmar mediante una ecografía ya que de no ser esa su posición en esta semana, es probable que se recomiende un parto por cesárea.
  • El vello que recubre partes de su cuerpo conocido como lanugo empieza a desprenderse y queda en el líquido amniótico y en cambio empezarán a crecer pelos finos que son los que ya tendrá al momento de nacer.
  • Los órganos han llegado a una etapa de su desarrollo en el que pueden empezar ya a funcionar de forma independiente.
  • Empieza a acumular en promedio 15 gramos de grasa al día a partir de este punto y le servirá para mantener su temperatura corporal cuando nazca.

37 semanas de embarazo Aspectos a tener en cuenta

Cambios en la mujer en las 37 semanas de embarazo

  • En esta semana es más probable padecer de insomnio aunque esto también puede ser debido a que lograr una posición cómoda para dormir es más tedioso y las ganas de ir al baño a orinar son muy frecuentes.
  • Puede ocurrir sangrado cervical que son pequeñas manchas de sangre en la ropa interior pero no es motivo de alarma ya que es producto de la dilatación del útero como preparación para las contracciones previas al parto.
  • Se puede producir las contracciones de Braxton Hicks las cuales son un tipo de contracciones previas a las contracciones que sí corresponden al parto propiamente dicho, suelen ser frecuentes en el tercer trimestre y si la futura madre ha seguido cursos para embarazadas entonces debe saber diferenciar estas contracciones de las otras, incluso el médico le debe ya advertir de esto.
  • Puede haber sensación de fatiga ya que el útero tiene un tamaño considerable y presiona los pulmones pero también ocurre por la mayor energía que requiere la mujer en esta recta final del proceso.

cambios en la mujer y bebé en 37 semanas de embarazo

Recomendaciones a tener en cuenta en la semana 37 de embarazo

En esta semana es mejor ya tener todo listo en caso de empezar la labor de parto, documentos, ropa y todo lo que necesite la madre para su ingreso al hospital y la llegada del bebé, por otro lado en este punto es necesario que la mujer descanse tomando siestas breves durante el día ya que por las noches puede ser dificultoso conciliar el sueño, igualmente se deben mantener los controles médicos para evitar cualquier complicación en el parto.

Practicar yoga y ejercicios de relajación siguen siendo muy recomendables, en esta semana se realiza un examen de cultivo rectovaginal para descartar la presencia del germen streptococo Agalactiae el cual es inofensivo pero no debe estar en contacto con el bebé y si esto pasa podría padecer de una infección durante el parto por lo que si resulta positivo dicho examen se suministra antibióticos. Los senos han aumentado de tamaño y tanto los pezones como las aureolas se vuelven más sensibles y es parte de su preparación para la lactancia.

Comparte!

Deja un comentario