38 semanas de embarazo, preparación para el parto, cuidados y consejos

En las 38 semanas de embarazo ya la mujer está en una etapa en la que podría empezar la labor de parto, si bien es cierto todavía no ha culminado el noveno mes de embarazo pero existe siempre la posibilidad de que el bebé quiera adelantarse a la fecha calculada en las primeras semanas, como es lógico ya los preparativos para el parto y el recibimiento del nuevo integrante de la familia deberían estar listos y las pruebas médicas al día.

Además hablaremos también sobre algunos cuidados y consejos que se deben tomar muy en cuenta en estas 38 semanas de embarazo, así que pasamos a comentar en primer lugar los exámenes médicos propios de esta etapa.

Pruebas y exámenes médicos en las 38 semanas de embarazo

Tanto médico ginecólogo que esté realizando el control del embarazo como la mujer deben estar ya coordinando sobre todo lo concerniente el parto, en este caso hablaremos de las pruebas médicas.

Hablamos sobre las que se realizan específicamente en esta semana, hay otros que puedes ver en el artículo de los 9 meses de embarazo aunque al estar muy cerca, estamos hablando de tiempos muy parecidos puede que se repitan. La ecografía para controlar el estado del bebé, las condiciones del útero, líquido amniótico y otro controles normales se suman a lo que se llama el registro cardiográfico del bebé que como indica el nombre sirve para tener un seguimiento de los latidos del corazón del bebé y también las contracciones del útero en esta semana.

Hay que señalar que si la madre tiene contracciones muy frecuentes el médico mandará exámenes para monitorear los latidos del bebé pues cuanto el útero se contrae, los latidos se aceleran lo cual es normal pero se debe llevar un control por precaución.  La amnioscopía podría realizase dependiendo del centro médico donde se atiende la mujer, sirve para tener una visión más general de la bolsa amniótica.

38 semanas de embarazo

Progreso del embarazo en las 38 semanas de embarazo

En esta semana se producen cambios como es normal, pero los pasamos a detallar a continuación.

Cambios en la mujer en las 38 semanas de embarazo

El cuello uterino ya puede haber empezado a dilatarse, se le conoce como fase de dilatación precoz, por otro lado ya que el bebé empieza a descender esto hace que los músculos y tendones de la zona pélvica provocan dolores en la mujer, calambres en dicha zona y también en las piernas.

La madre empieza a producir calostro que es lo primero de lo que se alimenta el bebé del seno de la madre al nacer, es buena señal ya que indica que la madre tiene buena producción de leche materna. El cansancio y agotamiento se atenúan y esto tiende a persistir como síntoma en las semanas siguientes, por esto se recomienda evitar realizar esfuerzos y tomar siestas durante el día.

Cambios en el bebé

En esta semana de embarazo el bebé alcanza un tamaño de 47 centímetros en promedio y puede llegar a pesar hasta 3 kilos lo cual se acerca al peso normal que tienen los bebés recién nacidos, de hecho ya podría sobrevivir sin problemas si naciera en este momento, sus músculos se han desarrollado y su estructura ósea también pero es muy flexible debido a que así facilita su paso por el canal de parto, su piel se torna suave debido a la producción de grasa subcutánea que regula su temperatura corporal, el lanugo todavía está desapareciendo.

Un dato interesante es que el color de ojos y pelo del bebé todavía no está definido, sobre todo el color de pelo se puede notar ya con mayor precisión cuando tenga seis meses de nacido, todavía produce el llamado vernix caseoso el cual cumple la función de facilitar el paso del bebé por el canal de parto.

38 semanas de embarazo, pruebas médicas, consejos

Cuidados y consejos para las 38 semanas de embarazo

Es importante averiguar si el padre puede estar presente en el parto preguntando en la misma clínica donde la mujer lleva su control, de igual forma desde semanas anteriores lo recomendable es que el padre acompañe a su pareja en las clases prenatales ya que esto le ayuda también a él a saber qué hacer en el día del parto y al mismo tiempo genera comodidad y relaja a la mujer al sentirse acompañada.

Es de suma importancia que la madre mantenga una correcta higiene en sus zonas íntimas sobre todo porque se acerca el día del parto, esto debido a que el flujo en la vagina es más frecuente y espeso y se debe mantener un correcto aseo para evitar cualquier tipo de infección. Si por cualquier motivo la mujer ha tenido alguna vez herpes genital esté muy atenta de sentir escozor pues podría tratarse de una súbita aparición de dicho herpes y debe tratarse a tiempo.

Comparte!

Deja un comentario