7 meses de embarazo, evolución y cambios en mujer y bebé, cuidados

Los 7 meses de embarazo dan inicio al que sería el tercer trimestre de todo el proceso de gestación y esto representa también nuevos cambios, síntomas y además la espera ya es más corta para la llegada del nuevo integrante de la familia por lo que detalles importantes aunque puedan parecer pequeños son muy relevantes como ya ir pensando en la decoración de la habitación del bebé, la ropa que usará, su nombre y otras cosas que serán indispensables a su llegada.

La emoción de esta próxima llegada del día del parto son normales pero también pueden chocar con ciertos malestares y en ocasiones temor y nervios, sobre todo en madres primerizas, hay que tener en cuenta que los cambios ya son muy notorios en el físico de la madre y sobre esto vamos a hablar a continuación.

Evolución en los 7 meses de embarazo en madre y bebé

Vamos a ver síntomas en la mujer en esta etapa del embarazo, por lo general algunos dolores se intensifican y otros son nuevos.

7 meses de embarazo

Cambios en la mujer en los 7 meses de embarazo

Es frecuente como en meses anteriores que la mujer sufra de hinchazón en partes inferiores del cuerpo como suelen ser los tobillos, las piernas, los pies, esto puede ser mucho más molesto cuando hay retención de líquido en casos en los que la cara se hincha demasiado y adopta un color muy enrojecido lo recomendable es acudir al médico. Debido al estiramiento de la piel las estrías son muy frecuentes en la zona del abdomen, también en los senos.

Como vimos también en los 6 meses de embarazo las famosas contracciones de Braxton Hicks ya son muy frecuentes, en realidad son falsas contracciones, es una forma en que el cuerpo se prepara para el momento del parto aunque si son muy repetidos como más de cinco contracciones por el lapso de una hora se sugiere acudir al médico.

También el útero como es normal ha crecido con respecto a meses anteriores y puede haber sensación de presión en los pulmones y falta de aire, el corazón late más rápido ya que bombea más sangre de lo normal, pueden persistir síntomas molestos como el estreñimiento y las ganas de orinar con frecuencia por la presión del útero en la vejiga. La mujer ha aumentado en promedio 7 kilogramos en esta etapa.

Cambios en el bebé

El feto puede llegar a alcanzar un tamaño de 27 centímetros, su peso puede ser de hasta 1 kilo y 200 gramos, si llegara a nacer de forma prematura es posible que sobreviva pero con ayuda de aparatos especiales y aún así no se garantiza su supervivencia pues sus pulmones no están listo todavía y su temperatura corporal todavía no puede autorregularse.

El bebé ya puede estornudar, traga líquido amniótico, puede responder a estímulos externos con patadas o moviéndose, también es capaz de percibir y reaccionar al tacto, siente las caricias de la madre.

7 meses de embarazo, cuidados, pruebas médicas

Pruebas médicas en los 7 meses de embarazo

Los controles en esta etapa sobre todo durante las semanas 28 y 36 corresponden a un seguimiento de las últimas contracciones, molestias en la mujer como dolores de cabeza, mareos, toda esa información son recogidas por el médico mediante diferentes exámenes, también se hacen comparaciones entre análisis de este mes de embarazo y los anteriores.

Mediante ecografías se hace un monitoreo constante del bebé y su actividad dentro del vientre materno, pero se le da mayor énfasis a dicha actividad, es posible que el médico le pida a la madre que haga un conteo diario de la cantidad de veces que está activo el bebé durante el día, de la misma forma la madre debe hacer cualquier consulta para despejar todas sus dudas sobre todo en esta etapa donde la ansiedad ante la cercanía del parto es mayor.

Cuidados y recomendaciones para los 7 meses de embarazo

La madre no debe perder ninguna cita con el médico, eso para empezar, la alimentación debe cuidarse constantemente. Una de las cosas más molestas en esta etapa es el insomnio aunque se puede disminuir su impacto realizando ejercicios durante el día, tomar baños calientes antes de dormir y sobre todo hay que estar en un ambiente relajado y alejado de ruidos molestos.

Dichos ejercicios ayudan también a reducir los niveles de ansiedad, el yoga y la natación son muy buenos para mujeres embarazadas, es también importante aprender técnicas de respiración, esto se puede aprender normalmente en las clases prenatales.

Comparte!

Deja un comentario