Saltar al contenido

7 semanas de embarazo, cambios en la mujer y el bebé, consejos

En las 7 semanas de embarazo la mujer ya debe haber asistido a un examen médico, la futura madre ya debe presentar síntomas típicos del embarazo y cualquier duda debe ser resuelta por el ginecólogo, la preparación para las próximas semanas debe ya empezar, con respecto a esto hay cuidados a tener en cuenta y por supuesto hay exámenes médicos que deben realizarse si es que ya no empezaron a hacerse en semanas previas.

En esta semana todavía se mantiene en condición de embrión sin embargo su evolución va acelerándose, con respecto a estos cambios vamos a comentarlos a continuación con más detalle respecto a los síntomas en la madre y el futuro bebé.

Evolución del embarazo en las 7 semanas de embarazo

Como estábamos diciendo el embrión ya ha empezado a desarrollarse a una velocidad constante, pero la mujer también sufre cambios ya cada vez más notorios tanto en su aspecto físico como en los síntomas.

7 semanas de embarazo cambios en la mujer y el bebé

Cambios en la mujer en la séptima semana de embarazo

Si en la tercera y cuarta semana de embarazo los cambios ya empezaban, en esta etapa comienzan a acentuarse estos cambios empezando por el útero que ya va comenzando a incrementar su tamaño y sigue presionando otros órganos internos por lo cual es normal sentir ciertos malestares ya mencionados también como es la sensación de acidez estomacal y ganas frecuentes de orinar, también persisten las náuseas y vómitos, puede haber también mareos aunque hay actividades que pueden ayudar a disminuir la intensidad de estos síntomas.

Los senos aumentan su tamaño y son más sensibles, en esta etapa también ya se comienza a notar un aumento en el tamaño de la cintura por lo que es buena idea empezar a usar ropa holgada y que proporcione comodidad.

Cambios en el embrión en la séptima semana de embarazo

Lo primero a tener en cuenta es que el embrión tiene 5 semanas de edad, puede alcanzar un tamaño de entre 10 y 13 milímetros y llega a pesar 1 gramo en promedio, el aspecto del embrión poco a poco empieza a tener el aspecto de un bebé aunque la cabeza tiene un tamaño mayor en comparación al resto del cuerpo, ya se empiezan a formar los oídos y otros rasgos faciales, a nivel interno también se empiezan a desarrollar los órganos como el hígado, el páncreas, los pulmones, su piel es todavía muy delgada por lo que se puede notar sus venas.

Hay que tener en cuenta también que los cambios hormonales producen las alteraciones en el estado de ánimo, muchas veces puede haber una irritación en el humor sin un motivo aparente, tristeza, nostalgia, ganas de llorar o por el contrario puede estar muy alegre y animada, por esto debe haber mucha comunicación entre la pareja para sobrellevar estos cambios sin problemas en la relación.

Exámenes médicos a realizarse en las 7 semanas de embarazo

Lo normal en esta etapa del embarazo son exámenes médicos generales que seguramente ya se han realizado algunos en semanas anteriores, se deben descartar alergias, historial médico de la familia, se hacen controles como el peso y talla, descarte de presión arterial alta.

Se realizan ecografías para detectar a tiempo posibles anomalías en el desarrollo del embrión, también es posible que en esta etapa se haga la exploración ecográfica y es cuando la futura madre podrá ver a su bebé y con suerte algunos movimientos, por otro lado también se realizan exámenes de sangre y orina a fin de descartar cuadros de anemia, infecciones y enfermedades como la diabetes. Hay que recalcar que estos exámenes pueden ya realizarse en semanas anteriores pero es normal también que se hagan en esta semana.

cuidados y recomendaciones para las 7 semanas de embarazo

Cuidados y recomendaciones para las 7 semanas de embarazo

El primero consejo de suma importancia es que hay que acudir al ginecólogo si es que la mujer no lo ha hecho antes, mantenerse hidratada es ideal para mitigar en cierta medida síntomas como las náuseas y vómitos, evitar bebidas gaseosas y siguiendo este punto hay que cuidar la alimentación como en todo el proceso de gestación, no olvidar la ingesta en cantidades adecuadas de ácido fólico, hierro, vitaminas y otros nutrientes indicados por el médico.

Una recomendación es elegir un ginecólogo adecuado, obviamente profesional y bien preparado pero nos referimos más a que debe ser uno con el que la mujer se sienta cómoda ya que es quien realizará el control durante todo el proceso hasta el alumbramiento.

Valora esta información
Comparte!