Saltar al contenido

9 meses de embarazo, evolución en madre y bebé, cuidados

Ya en los 9 meses de embarazo la espera está por llegar a su fin, por lo mismo es que hay cosas que ya deben estar listas, todas las dudas deben estar despejadas, de hecho si aún faltaran semanas para completar el noveno mes no se consideraría prematuro, hay algunas pruebas médicas que se realizan ya para tener todo preparado.

Al inicio del noveno mes también se suscitan algunos cambios de la recta final tanto en madre como en el bebé, de la misma forma hay algunas recomendaciones que siempre son necesarias tener en cuenta y las comentaremos más adelante, a estas alturas ya la madre debe saber si tendrá un parto natural o una cesárea. Vamos a ver a continuación cómo ha sido el progreso del embarazo en la mujer y el bebé.

Evolución en los 9 meses de embarazo

Como dijimos si el bebé naciera no habrían mayores complicaciones si todavía faltan algunas semanas, pero de todas formas hay algunos detalles importantes a tener en cuenta.

9 meses de embarazo

Cambios en la madre en los 9 meses de embarazo

Ya la barriga de embarazada de la madre está en su tamaño máximo, adicionalmente a esto en la zona del ombligo se puede notar una protuberancia pero no es motivo de alarma, una cosa que resulta ser un alivio para la mujer es que la sensación de asfixia y falta de aire que se notaba en el octavo mes de embarazo y meses previos a ese empieza a desaparecer y se debe a que poco a poco el bebé desciende, aunque esto puede provocar que las ganas de orinar con frecuencia persistan pues la presión se siente en la vejiga.

Hay todavía hinchazón en las extremidades inferiores, piernas, tobillos, pies, es también muy probable que haya retención de líquidos incluso con más intensidad, algo que suele ocurrir en algunas mujeres es la aparición del síndrome del túnel carpiano y que es una sensación de dolor y entumecimiento en muñecas y manos a causa de la presión en nervios de los brazos y la misma retención de líquidos.

Cambios en el bebé

El bebé puede llegar a pesar entre 2200 y 2800 kilogramos en promedio, su tamaño puede llegar a los 50 centímetros, en este noveno mes sus pulmones ya están desarrollados y listos para empezar a funcionar en el exterior al momento del nacimiento, otro factor a tener en cuenta es que debido a su tamaño ya no le resulta fácil moverse pero seguirá tratando de ubicar una posición cómoda sobre todo con la cabeza hacia abajo para alistarse para pasar por el canal de parto.

Su piel adquiere un color rosa, el lanugo ya ha desaparecido, los huesos de la cabeza son muy frágiles y flexibles y se debe a que necesita que sea así para facilitar el parto, sus intestinos tienen meconio los cuales expulsa tras su nacimiento.

Pruebas médicas en los 9 meses de embarazo

Hay que tener en cuenta que los exámenes a realizarse son sobre todo enfocados a tener todo listo para el momento del parto, si todavía no se hace la ecografía del tercer trimestre se debe hacer en esta etapa para controlar la viabilidad fetal, la posición que tiene el bebé en el útero, el estado de la placenta, la cantidad de líquido amniótico, por otro lado es probable que en las semanas 35 o 37 de embarazo se realice las pruebas para detectar la presencia de estreptococo, aunque esto es posible que se haya realizado ya semanas antes pero es normal hacerlo también llegado el noveno mes.

9 meses de embarazo, cambios en mujer y bebé, cuidados

Cuidados y recomendaciones para los 9 meses de embarazo

Lo recomendable antes que nada es que la visita al médico sea al menos una vez por semana para realizarse todos los controles, la mujer debe estar atenta por si en cualquier momento se llegara a romper el llamado tapón mucoso o también se le llama “romper aguas”, de igual forma si las contracciones empiezan a ser frecuentes más allá de las que se conocen como las de Braxton Hicks sobre todo porque ya en esta etapa el día del parto está a puertas de llegar.

Es necesario tener en cuenta que si dichas contracciones tienen una frecuencia de más de cinco veces por hora y cada una dura entre 30 a 70 segundos, si la mujer cambia de posición para calmarlas pero no cesan entonces es mejor acudir al médico. Es importante que la madre esté siempre acompañada de su pareja y familiares ya que la ansiedad y nervios pueden ser muy intensos y sobre todo al llegar el momento del parto la compañía de un ser querido siempre ayuda mucho emocionalmente.

Valora esta información
Comparte!