9 semanas de embarazo, exámenes médicos y cambios en la madre y el bebé

En las 9 semanas de embarazo la mujer ya debe haber confirmado su estado de gestación e igual de importante haber iniciado el control correspondiente, esto ya debe haber empezado en semanas anteriores aunque es también importante señalar que en esta etapa también es normal que se realicen pruebas médicas, muchas dudas que comienzan a surgir el médico y ginecólogo debe esclarecer a la futura madre y más aún si es primeriza.

Como en todo el proceso de gestación también hay cuidados a tener en cuenta tanto en la alimentación como en las actividades diarias, ese tema también lo tocaremos más adelante pero antes empezamos por mencionar los cambios más notorios tanto en la mujer como en el bebé en esta semana novena de embarazo.

Evolución y cambios en las 9 semanas de embarazo

Como dijimos ya en las 9 semanas de embarazo es normal que se produzcan cambios, algunos muy similares a otros que están en semanas cercanas y otros que son distintos y nuevos para la mujer, los pasamos a comentar a continuación.

Cambios en la mujer en las 9 semanas de embarazo

La barriga de embarazada ya no puede ocultarse, aunque no es tan prominente como en semanas futuras, ya es motivo de sospecha para personas cercanas a la mujer, es normal también que empiecen los famosos antojos de comida lo cual no es malo pero hay que tener cuidado con exagerar con la ingesta de dichos alimentos, la futura madre todavía está dentro del primer trimestre por lo que persisten molestias y síntomas como el cansancio, algunas mujeres pueden sentir mareos y náuseas y esto es debido a que la presión arterial disminuye, en casos severos puede haber desmayos.

Como dijimos físicamente los cambios no son todavía muy notorios pero ya han empezado sobre todo en cuanto al crecimiento del útero lo cual también genera molestias, hay una mayor sensibilidad olfativa y gustativa lo cual puede generar rechazo a ciertos olores y alimentos, los senos sí pueden aumentar de tamaño moderadamente en muchas mujeres durante esta etapa.

9 semanas de embarazo, cuidados, examenes medicos

Cambios en el bebé

Hay que señalar que en estas 9 semanas de embarazo el bebé todavía es embrión, tiene una edad de 7 semanas, su tamaño en promedio es de 18 milímetros comparable al tamaño de una uva, su peso oscila entre los 2 y 3 gramos, puede considerarse que ya empieza su cambio de embrión a feto, físicamente ha empezado a desarrollar su nariz, oídos, párpados pero estarán bien ubicados todavía en próximas semanas de embarazo, sus extremidades también se empiezan a desarrollar como piernas y brazos, un detalle interesante es que ya se le forman las huellas dactilares.

En esta semana todavía no se le puede reconocer el sexo aunque ya haya empezado a desarrollar sus genitales, su estructura ósea no tiene calcio, más bien es un cartílago que empezará a tomar forma con el paso de las semanas, el corazón ya late y puede ser percibido por exámenes como los ultrasonidos, dentro del vientre materno la placenta está lista, su aparato digestivo también ha comenzado a desarrollarse.

Exámenes médicos a realizarse en las 9 semanas de embarazo

Como exámenes de rutina y control son normales los análisis de sangre y orina, el examen de sangre es para determinar el grupo sanguíneo de la madre y con esto hacer el llamado cribado del primer trimestre que en términos generales ayuda a descartar cualquier alteración en los cromosomas del feto, por otro lado es normal si los médicos manda el Screening bioquímico precoz el cual básicamente sirve para detectar a tiempo cualquier tipo de malformación en el feto.

cuidados y controles en la 9 semanas de embarazo

Cuidados y recomendaciones en esta novena semana de embarazo

Como hemos dicho en otras ocasiones siempre se debe cuidar la hidratación, si el trabajo de la madre implica cierto riesgo es necesario que esto lo sepa el médico que lleva el control natal, por otro lado es bueno empezar con clases para madres primerizas, ejercicios de relajación y actividades que ayuden a la madre a aprender a respirar bien, a relajarse y adoptar buenas posturas sobre todo para reducir las molestias propias de esta etapa del embarazo.

Para evitar problemas de circulación son buenas las caminatas, la natación y otras actividades porque también puede haber retención de líquidos y dichas actividades ayudan a prevenirlas o reducirlas al máximo. Algo importante a tener en cuenta es que en esta semana existe riesgo de aborto espontáneo por lo que si la mujer presenta dolores abdominales con sangrado, fiebre o si hay historial de aborto espontáneo lo mejor es acudir de inmediato al médico.

Comparte!

Deja un comentario