Saltar al contenido

Cómo calcular la fecha de parto

Una de las cosas que vienen a la mente a parte de los nervios y la emoción de saberse embarazada, es saber la fecha de parto, es completamente normal que la mujer empiece a pensar en cómo calcular la fecha de parto aunque para ser más exactos estamos hablando de “la fecha probable de parto” ya que actualmente se sabe que muy pocas veces el bebé viene al mundo en la fecha exacta que inicialmente se había previsto, pero siempre es bueno tener este aproximado de tiempo ya que ayuda a la mujer y a las personas de su entorno a estar listos para cada etapa del embarazo semana a semana o mes a mes y así llegar al momento esperado bien preparados en todo sentido.

Hay algunos puntos a tener en cuenta, antes de empezar a citarlos debemos decir que en Internet ya hay bastantes herramientas que ayudan a la mujer y su pareja a obtener esta fecha aproximada, pero hay que saber unos datos importantes y de eso hablamos en seguida.

Formas de calcular la fecha de parto

Más allá de las herramientas que hay en Internet, lo mejor es que hagas tus cálculos tú misma y compararlos con los exámenes que el ginecólogo realizará, es una de las formas más recomendables y fiables de saber cuándo nacerá el bebé. Pero como dijimos antes no siempre el parto ocurre en la fecha estimada, por eso hay que tener en cuenta que generalmente un parto podría ocurrir entre las 38 y 42 semanas de embarazo lo que se considera normal.

A eso recuerda que hablando en términos generales un embarazo suele durar 280 días que vienen a ser 40 semanas, hay que contar esto siempre desde el primer día a partir de la última menstruación de la mujer, ese detalle es necesario para empezar el conteo por llamarlo de alguna forma. Por supuesto luego puedes empezar a guiarte de una herramienta llamada Gestograma pero no es tanto para calcular sino para saber qué cambios se producen y qué controles se hacen en cada etapa del embarazo.

Cómo calcular la fecha de parto

Calcular la fecha probable de parto

Básicamente son tres:

  • Haciendo cálculos teniendo en mente la fecha en que ocurrió la fecundación, a dicha fecha se le suman 266 días lo que debe dar una fecha probable, pero algunas mujeres pueden no tener conocimiento de cuándo ocurrió dicha fecundación del óvulo y en estos casos es cuando se debe recordar la fecha de la última regla, a partir de entonces se suman 280 días obteniendo la fecha probable de parto sin embargo esto tiene un inconveniente y es que solo es fiable si la mujer tiene un ciclo menstrual regular.
  • La Regla de Naegele, es un método del cual hemos hablado antes pero es bueno recordarlo ya que es muy efectivo, hay que jugar un poco con los números pero básicamente hablamos de sumar un año a partir del primer día después de la última menstruación, en seguida se le suman otros siete días y a este resultado se le restan 3 meses.
  • Una ecografía, es lo dicho antes, bien puedes usar los métodos mencionados pero de igual manera si los has usado o no, siempre hay que contrastarlos con los resultados de la ecografía que realiza el ginecólogo ya que es la más exacta y además de esto el resultado de esta ecografía es en lo que se basará el médico para empezar los controles prenatales.

Consideraciones a tener sobre la posible fecha de parto

Y habiendo visto algunos métodos para calcular la fecha de parto, es bueno tener ciertas consideraciones:

  • Lo que dijimos al principio y es que no siempre el parto se produce en la fecha establecida ya que más allá de cálculos realizados incluyendo la ecografía, cada mujer y bebé tiene un ritmo propio en su desarrollo dentro del vientre materno pero como dijimos, un parto normal se produce entre las 38 y 42 semanas de embarazo.

métodos para calcular fecha de parto

  • Hay que tener en cuenta una cosa y es que saber este dato, es decir la fecha de parto podría jugar en contra en el sentido de que la madre podría sentir cierto nivel de tensión y estrés al aproximarse la fecha, incluso si se pasa de la fecha y aún no se produjo el parto, hay que recordar siempre que si el médico lo considera necesario inducirá la labor de parto.
  • La ecografía de la semana 12 de embarazo es muy importante para el médico de cara al parto ya que obtiene información muy relevante como anomalías, malformaciones, pero se determina también la edad gestacional del embarazo además de obtener información sobre el estado del corazón y el ritmo cardíaco del feto, de manera que el ginecólogo puede anticiparse a posibles complicaciones o si se deben realizar otros controles preparando así a la mujer para la fecha del parto.
Valora esta información
Comparte!