Saltar al contenido

Embarazo anembrionario: Qué es y sus síntomas

El embarazo anembrionario ocurre cuando el óvulo fecundado se ubica en una de las paredes del útero pero de una forma en la que se desarrolla pero a medias, su desarrollo se ve interrumpido en una etapa temprana del embarazo por tanto no se forma como debe ser y acaba en un aborto espontáneo. Se le conoce por otros nombres que varían de acuerdo al país o región sin embargo es muy frecuente escuchar el nombre de “Huevo huero” pero si hablamos de términos médicos el nombre más exacto viene a ser “saco gestacional vacío“. Un dato importante es que la mujer que sufre de este tipo de embarazo por lo general no llega a saberlo sino hasta el final del primer trimestre del embarazo.

Qué causa un embarazo anembrionario

Existen algunas causas que hacen que la mujer sea más propensa a tener un embarazo anembrionario, hay que señalar que en cierta medida es posible prevenirlo pero más cuando el embarazo es planeado, cuando no lo es es casi inevitable que ocurra si las circunstancias se dan, esas causas las pasamos a mencionar.

Causas posibles de un embarazo anembrionario

  • Alteraciones en los cromosomas del óvulo o del espermatozoide, cuando hay esta alteración el organismo de la mujer se da cuenta de ello de manera que de forma natural hace que el embarazo se interrumpa lo que desemboca en un aborto espontáneo.
  • Edades muy mayores en la mujer embarazada, es mucho más frecuente cuando la madre tiene 40 años de edad en adelante.
  • Algunos estudios indican que también existe un factor relacionado a bajos niveles de ácido fólico y vitaminas como la K y B.

Embarazo anembrionario Qué es y sus síntomas

Cuáles son los síntomas del embarazo anembrionario

Existen exámenes médicos que ayudan a determinar si la mujer tiene un embarazo anembrionario, sobre todo la ecografía en las 7 semanas de embarazo aportan mucho en este sentido, otros análisis pueden detectar un posible embarazo de este tipo cuando no hay latidos del corazón del embrión en esta etapa del primer trimestre, pero como dice el título hay síntomas que ayudan a la mujer a tomar medidas y buscar ayuda con su médico.

Síntomas frecuentes del embarazo anembrionario

  • Calambres en la zona abdominal, estos calambres pueden ser leves o intensos pero son señales a tener en cuenta. Son calambres similares a los que se presentan durante la menstruación.
  • Hay síntomas normales de un embarazo, estos son el cansancio, agotamiento, náuseas y vómitos pero entre las 6 semanas y 7 semanas dichos síntomas desaparecen abruptamente y se debe a que no hay feto, esto a su vez provoca que las hormonas del embarazo se reduzcan.
  • Relacionado a lo anterior es el sangrado vaginal en cantidades moderadas y es normalmente cuando ocurre el aborto espontáneo.

¿Existe un tratamiento para el embarazo anembrionario?

Básicamente como dijimos al principio, si ocurre este tipo de embarazo es el propio cuerpo de la mujer el encargado de expulsar finalmente el llamado saco gestacional, pero si el médico ya detecto esta anomalía puede ayudar a evitar cualquier complicación y sobre todo dolor, puede suministrar medicamentos de manera que esa expulsión sea simple y poco dolorosa. Como dijimos el cuerpo de la mujer de forma natural realiza el resto del proceso.

Quedar embarazada luego de un embarazo anembrionario

Una buena noticia para la mayoría es que este incidente no es motivo para pensar que no es posible quedar embarazada de nuevo, ya que sí es posible, pero hay que tener ciertos cuidados, por lo general el médico puede recomendar esperar un tiempo prudente que podría ser hasta 3 ciclos menstruales a partir de entonces la mujer puede intentar quedar embarazada nuevamente.

Embarazo anembrionario posibles causas

Si el impacto psicológico es muy notorio ya que la mujer siente que ha perdido al bebé, esto puede ocurrir y sería recomendable también una evaluación psicológica aunque no siempre en todos los casos, de cualquier forma siempre es bueno seguir las recomendaciones del ginecólogo tras haber terminado esta etapa del embarazo anembrionario.

Valora esta información
Comparte!